Prince Harry Shared A New Photo Of Royal Baby Archie For His First Father’s Day

0

The image was uploaded to the official Instagram account of Prince Harry and his wife, Meghan, Duchess of Sussex, on Sunday, which is Father’s Day in many countries around the world.
Meghan also shared a picture of their son on her first Mother’s Day last month.

The royal couple also used their Instagram account to announce their son’s name — Archie Harrison Mountbatten-Windsor — and share the first photograph of the baby boy with his grandmother Doria Ragland and great-grandparents Queen Elizabeth and Prince Philip.

 

Instagram: @undefined

These intimate images are quite different from the formal photos of Prince Harry that were shared with the public during his infancy. Three-month-old Harry and his mother, Princess Diana, posed for a photo to mark his christening on Dec. 21, 1984.

Will little Archie look more like his mother or his father? Regardless, these are two pretty cute royal babies. The image was uploaded to the official Instagram account of Prince Harry and his wife, Meghan, Duchess of Sussex, on Sunday, which is Father’s Day in many countries around the world

ThrowBackNews: Así ayudaron los tesoros culturales de la ONU a preparar el escenario para Juego de tronos

0
Así ayudaron los tesoros culturales de la ONU a preparar el escenario para Juego de tronos

Establecida en 1945, la UNESCO ha trabajado para mejorar el diálogo y el entendimiento entre civilizaciones, culturas y pueblos. Uno de los métodos para hacerlo es designar y preservar los sitios del Patrimonio Mundial, que se define como un valor universal excepcional para la humanidad para ser protegido por la posteridad. Hasta la fecha, hay 1092 lugares naturales y culturales inscritos. Los diversos y únicos tesoros van desde la Gran Barrera de Coral en Australia hasta las Pirámides de Egipto y el Taj Mahal en la India.

Para aquellos que en estos días sintonizan los episodios finales del programa, les mostramos un recorrido de los Siete Reinos y su relación fuera de la ficción con el Patrimonio de la Humanidad.

La capital de los Siete Reinos

UNESCO/Francesco Bandarin
La Ciudad Vieja de Dubrovnik, Croacia.

Mucho antes de que se conociera como Desembarco del Rey, uno de los Siete Reinos y sede del poderoso Trono de Hierro, la antigua ciudad de Dubrovnik en Croacia fue una importante sede de poder en el Mediterráneo desde el siglo XIII en adelante. Gravemente dañada por un terremoto en 1667 y por un conflicto armado en la década de 1990, la UNESCO está coordinando un importante programa de restauración.

Dubrovnik se unió a la Lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1979.

Batalla del Aguasnegras

UNESCO/Silvan Rehfeld
El Fuerte de St. John, Ciudad Vieja de Dubrovnik, Croacia.

Tal vez recuerdes la ardiente batalla del Aguasnegras, o las escenas donde el rey Robert Baratheon gobierna desde el trono de hierro en la Fortaleza Roja, con vista a la bahía del AguasNegras: La Fortaleza Lovrijenac, fuera del muro occidental de Dubronik, jugó un papel importante en la resistencia contra el régimen veneciano en el siglo XI.

Retiro privado para la Casa Martell

UNESCO/José Puy
El Real Alcázar De Sevilla, en España.

Es fácil ver por qué Doran Martell llamó a los Jardines del Agua de Dorne «mi lugar favorito en este mundo«. Ubicado en el corazón de Sevilla, el palacio real del Alcázar de Sevilla está impregnado de influencias moriscas que se remontan a la Reconquista de 1248 al siglo XVI. La UNESCO lo señala como “un testimonio excepcional de la civilización de los almohades y de la Andalucía cristiana”.

La UNESCO inscribió el Real Alcázar de Sevilla en 1987.

El viaje de Daenerys a través de Essos.

UNESCO/Leila Maizaz
La medina de Essaouira en Marruecos.

Cuando miras la medina de Essaouira en Marruecos, quizás puedas imaginar a Khaleesi alineando a Los Inmaculados en la ciudad de Astapor antes de cambiar el nombre de la Bahía de los Esclavos, a la Bahía de los Dragones. Pero para la UNESCO, Essaouira es un ejemplo excepcional de una ciudad fortificada de finales del siglo XVIII en el norte de África. Desde su creación, ha sido un importante puerto marítimo comercial internacional, que une a Marruecos y su interior sahariano con Europa y el resto del mundo.

La medina de Essaouira se unió a la Lista de Sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2001.

Yunkai: «Un lugar de muy mala reputación»

Noticias ONU/Jing Zhang
Ait-Ben-Haddou en Marruecos.

En la Ciudad Amarilla, las habilidades lingüísticas de Daenerys son útiles con los yunkai, que hablan un dialecto del Alto Valyrio. Yunkai es una ciudad amurallada y con pirámides escalonadas, construida con adoquines de color amarillo.

El pueblo de Ait-Ben-Haddou, era una ruta popular de caravanas mucho antes de que se estableciera el actual Marruecos. Los abarrotados edificios de tierra rodeados por altos muros ofrecen una vista de un hábitat tradicional pre-sahariano.

Ait-Ben-Haddou fue designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987.

Theon regresa al puerto de Lordsport

UNESCO/Stefano Berti
La Calzada del Gigante en el norte de Irlanda.

El condado de Antrim envuelve la Calzada del Gigante y su ruta de la costa designada por la UNESCO. También es el hogar del pequeño puerto pesquero de Ballintoy, conocido por los fanáticos de Juego de Tronos como el puerto de Pyke, en las Islas de Hierro de los Greyjoys.

Ubicada en la vida real de Irlanda del Norte, la Calzada consta de unas 40.000 columnas de roca volcánica negra maciza que sobresalen del mar. Durante los últimos 300 años, los estudios geográficos en este lugar han contribuido enormemente al desarrollo de las ciencias de la tierra.

El paseo de la vergüenza de Cersei

Noticias ONU/Mita Hosali
La escalera jesuita que conduce a la Iglesia de San Ignacio de Loyola y al Colegio Jesuita en la Ciudad Vieja de Dubrovnik.

La escena icónica en la que Cersei Lannister se ve obligada a caminar desnuda por las calles del Desembarco del Rey comienza sobre la barroca escalera jesuita que conduce a la Iglesia de San Ignacio de Loyola y al Colegio Jesuita en la Ciudad Vieja de Dubrovnik, declarada por la UNESCO.

El Matarreyes por la igualdad de género

PNUD
Embajador de Buena Voluntad del PNUD, el actor danés Nikolaj Coster-Waldau.

La conexión entre las Naciones Unidas y Juego de Tronos no termina con los sitios inspiradores de la UNESCO.

Mientras que Jaime Lannister es el hermano gemelo de Cersei y el asesino del Rey Loco, Aerys II Targaryen, el actor de la vida real Nikolaj Coster-Waldau es un embajador de buena voluntad para el Programa de la ONU para el Desarrollo. Apasionado por acabar con la discriminación y la violencia contra las mujeres, el padre de dos niñas está centrando sus considerables talentos en llamar la atención sobre temas críticos como la igualdad de género, alentando a todos.

Con información de: ONU NOTICIAS

¿Por qué seguimos escuchando vinilos?

0

A principios del siglo XXI el vinilo parecía un objeto propio de coleccionistas y aficionados a géneros y escenas musicales minoritarias. Y, de hecho, los datos más recientes sobre ventas de música, y algunos estudios académicos nos dicen que la gente consume, sobre todo, música en streaming. ¿Por qué, entonces, desde hace cerca de diez años, no deja de crecer la venta de vinilos??

Desde algunas disciplinas académicas, como la sociología, o los estudios sobre músicas populares, se están investigando estas cuestiones, tratando de averiguar por qué el vinilo es el único formato físico de la historia que ha sido capaz de revertir su caída en ventas. Veamos qué explicaciones son las que se están proporcionando.

Objetos, emociones y rituales

Algunos estudios nos explican que los aficionados a la música estamos unidos a los discos a través de sentimientos y emociones. No son simples objetos, cosas sin vida, si no que la música, las portadas, las canciones que contienen, están ligadas a nuestra memoria, a nuestra identidad. A veces escuchar un disco es como mirar un álbum de fotos. Cada canción está conectada con una época de nuestra vida, a personas concretas.

Portada del primer album de The Animals que incluye la canción ‘The house of the rising sun’ (1964).

La vuelta de vinilo podría ser englobada en eso que genéricamente se ha llamado “retromanía”, un rasgo de la cultura contemporánea que nos hace valorar excesivamente nuestro pasado, haciendo que nuestro consumo cultural, sobre todo en música, sea nostálgico.

Pero algunos autores sostienen que el revival del vinilo está influido por las características físicas del objeto más que por cuestiones nostálgicas, que hacen que muchos consumidores jóvenes descubran los rituales que rodean a este formato: desde el proceso de escarbar en las cubetas y encontrar joyas ocultas, al proceso de apertura, observación y audición del objeto.

A veces hemos interpretado mal que la música que escuchamos ya no esté en soportes físicos, que la consumamos en streaming y en MP3.

Algunos autores explican que el aumento del consumo de los formatos digitales, de la digitalización de la música, no implica que la música deje de ser un objeto. Es decir, que a pesar de que el consumo de música digital haya superado a los formatos materiales, eso no supone que la música no siga precisando de objetos físicos para su reproducción, como tabletas, móviles, ordenadores y reproductores de MP3/MP4. Los objetos siguen muy presentes en nuestro consumo de música.

Vinilo y autenticidad

Cuando escuchamos a alguien defender el formato vinilo frente a otros formatos, a veces da la sensación de que el vinilo es entendido como algo auténtico, real, creíble, cálido, mientras que el MP3 o el CD son formatos engañosos, fríos, distantes…

Por ejemplo hay aficionados que entienden que el vinilo fue apartado del mainstream, de las grandes ventas, por el CD, y quedó como un formato alternativo, más selecto, menos comercial.

Otras investigaciones apuntan a que lo que otorga un aura de autenticidad al vinilo son sus imperfecciones, su sonido rugoso, los arañazos en la superficie de los vinilos antiguos, los rastros de vida e historia insertos en ellos. Sus imperfecciones son las que le otorgan esa autenticidad, frente a la fría perfección del CD.

Las imperfecciones, el sonido rugoso, los arañazos, las huellas del pasado forman parte del encanto de los vinilos.
Sun_Shine / Shutterstock

De alguna manera estas afirmaciones llevan a pensar que los aficionados al vinilo humanizan este objeto. Los compradores de vinilo tienen la sensación de que este objeto se caracteriza por cuestiones como la falibilidad, la mortalidad, o por ser un objeto cálido. Las imperfecciones de este objeto, su sonido, sus portadas… todo ello hace que los aficionados lo humanicen y lo vean como un objeto más próximo y cercano, más real, que otras tecnologías.

El vinilo como pieza de arte

Portada de ‘In the court of the Crimson King’, (King Crimson, 1969), obra de Barry Godber.

Diversos autores coinciden en apuntar la importancia del “arte” –portada, fotos interiores, libreto– en el vinilo, como un extra que aporta elementos visuales a la escucha, así como elementos interactivos.

A nivel histórico no hay que olvidar que fue en los años sesenta cuando las bandas de pop-rock comenzaron a prestar atención a las portadas de los discos, a entenderlas como parte del concepto de álbum. Desde entonces las portadas se han convertido en un elemento clave para entender los vinilos como piezas artísticas. En ese sentido es muy significativo prestar atención a las ventas de vinilos. Aunque no hay muchos datos oficiales, algunos artículos de prensaapuntan a que los discos de vinilo que más se venden son aquellos que forman parte de lo que podríamos llamar el canon del pop-rock: Beatles, Pink Floyd, Michael Jackson, Prince…

Portada de ‘My aim is true’ (Elvis Costello, 1977)

¿Y por qué son estos vinilos los que más se venden? Probablemente porque la idea del vinilo y de su diseño como pieza artística está muy ligada a los años sesenta y setenta, a la década en la que se afianza ese canon del rock. El formato LP está conectado históricamente con el concepto de álbum en el rock desde esos años.

El concepto de álbum implicaba que el pop-rock era una música seria, con poso artístico, a la altura del cine y la literatura y que el formato de single no tenía entidad suficiente para contener la profundidad del mensaje que se explicaba a través del formato álbum. Así, es en esas décadas cuando las bandas de rock comenzaron a utilizar las dos caras de los vinilos y a servirse de esa metáfora para componer álbumes con dos partes diferenciadas.

Por tanto, existe una conexión histórica entre el formato vinilo y los álbumes clásicos del rock. Cualquier disco de Beatles, Rolling Stones, Dylan, Hendrix, Who, Kinks… tiene más valor y entidad en formato vinilo que en otros formatos.

Vinilo y nostalgia

Ya hemos hablado de la idea de “retromanía”, un rasgo de la cultura musical contemporánea, absolutamente dependiente de las obras musicales del pasado, sobre todo en el terreno del pop-rock, en el que se vive en un revival continuo de géneros y escenas pretéritas, proceso a su vez acelerado por las nuevas tecnologías.

Portada de London Calling (The Clash, 1979).

En el caso del vinilo, podríamos aplicar esta idea a través del concepto de “tecnostalgia”, entendida como los sentimientos agridulces que aparecen al utilizar medios tecnológicos que formaron parte de la socialización de una persona y que estarían en clara obsolescencia en la sociedad actual. La “tecnostalgia” sería un elemento claramente generacional ya que miembros de una misma generación compartirían esos elementos tecnológicos de socialización.

Para las generaciones más jóvenes el vinilo no puede formar parte de un proceso nostálgico ya que estos jóvenes apenas han utilizado ese formato. Por tanto, podemos pensar que, si bien puede existir un consumo de vinilo “tecnostálgico”, habría que distinguirlo de otro tipo de consumo que en este caso sería más bien “aurático”, es decir, basado en una idealización o mitificación de un formato que no ha sido parte del repertorio cotidiano de formatos auditivos utilizados por esa generación.

Portada de ‘Nevermind’ (Nirvana, 1991).

En resumen, como vemos, las investigaciones académicas sobre el vinilo avanzan y proponen una serie de conceptos e ideas para explicar el retorno de este formato.

Pero sigue habiendo cuestiones sobre las que no se ha respondido claramente, o sobre las que no se ha estudiado. Por ejemplo, sabemos poco sobre quiénes compran vinilos, sobre todo dentro de las generaciones más jóvenes. Además, la mayor parte de los trabajos realizados se han centrado en el caso de Estados Unidos e Inglaterra, con pequeñas aportaciones desde Suecia y Portugal.

Sería de gran ayuda que futuros trabajos analizasen el mundo del vinilo en otros contextos, especialmente en aquellos como los del sur de Europa en los que las crisis económica y de la industria discográfica han sido muy duras.

A su vez, abrirse a nuevos contextos implicaría abrirse a otros géneros, como pueden ser el fado o el flamenco, las hibridaciones del pop-rock con músicas autóctonas o las escenas locales de Electronic Dance Music o rap. Eso permitiría ampliar nuestro conocimiento sobre las relaciones entre géneros y vinilo y plantear si ese revival es propio del pop-rock, o también está presente en otras escenas y géneros.

Por último, conviene plantear la necesidad de obtener datos fiables en cuanto a las ventas de vinilo en cada país. A pesar de la dificultad que eso conllevaría, arrojaría mucha luz sobre estos trabajos obtener cifras concretas en torno a estas cuestiones.

 


Fernán del Val, Postdoctoral fellow, Universidade do Porto

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original. Foto: Studio KIWI / Shutterstock